Mantente alerta con tu salud ¡Cuida tu respiración!

Mantente alerta con tu salud ¡Cuida tu respiración!

Si no respiramos, nuestro cuerpo muere. Tan sencillo ese planteamiento pero tan complejo todo el proceso que se da detrás de la inhalación y la exhalación, en el cual intervienen órganos como los pulmones, además de moléculas y neuronas.

Diversos estudios científicos resaltan la vitalidad de la actividad física como bandera para mantener una vida saludable, lo que eventualmente nos mantendrá lejos de muchos males que deterioran a nuestro organismo.

ronquidos_1

Precisamente, muchas de estas dolencias son tan agresivas que son capaces de bloquear nuestra capacidad de respiración, trayendo como consecuencia efectos colaterales de mayor consideración.

Queremos contarte cuáles enfermedades limitan tu capacidad de respiración y cómo puedes hacer para mantenerte siempre sano, activo y con una respiración en óptimas condiciones.

Los dilatadores nasales están recomendados para la mayoría de los pacientes con dolencias que limiten su respiración, aunque su uso debe estar estrictamente prescrito por un especialista.

Las alergias

Quienes sufren de constantes ataques de alergia, saben que uno de sus síntomas es la dificultad respiratoria si uno de estos cuadros se complica. Es importante mantener a raya los agentes que nos la causen y así no estar bajo uno de estos episodios que ponen en riesgo nuestra salud.

La anemia

Conocida por todos, la anemia puede hacer que tu cuerpo se debilite hasta el punto que no puedas respirar bien, y así se complique tu condición física. Un dilatador nasal podría mejorar ese problema pero debe ser recomendado por un médico especializado.

La artritis

Aunque ataca las articulaciones, la arteritis puede empeorar al punto de bloquear la respiración del paciente que la sufre. Muchos usan férulas dentalesprotectores bucales para permitir que el aire se siga moviendo de manera correcta por nuestro organismo y no asfixiarnos.

 

El asma

Conocida por muchos por sus síntomas que bloquean la respiración, este padecimiento es el principal enemigo de tus pulmones y tu salud respiratoria. Quienes la padecen puede sufrir de daños colaterales en el cerebro tráquea y paredes pulmonares. Si la enfermedad empeora, estarías incluso condenado a no practicar ejercicios físicos ni siquiera de mediana intensidad.

La tos ferina

respirar_1

Causada por una bacteria denominada Bordetella, este tipo de tos, que no es nada común, puede ser bastante agresiva y si no se trata a tiempo, es capaz de tener complicaciones serias en el cuerpo humano. La imposibilidad de respirar se perfila como uno de sus síntomas y el paciente puede correr el riesgo de morir.

Otras enfermedades, como la diabetes, todos los tipos de cáncer, en especial el de pulmón, así como el VIH/Sida y otras dolencias de tipo crónico ponen en jaque la salud respiratoria de las personas, también el  no uso de aparatos anti ronquidos.

Pero hay condiciones médicas que comprometen la respiración que no están asociadas a efectos secundarios de una enfermedad primaria. Por ejemplo, una cardiopatía podría hacer que tu cuerpo no envíe suficiente oxígeno al resto del cuerpo.

Los coágulos en los pulmones y sus arterias, la broquitis, la hipertensión pulmonar, la neumonía y la enfermedad obstructiva pulmonar crónica podrían ser agentes directos que atenten contra tu respiración.

¡Cuidado con la hiperventilación!

Muchas personas hablan o bromean con la “hiperventilación”, refiriéndose al hecho de sentirse emocionados en relación a algún evento que les esté sucediendo. Sin embargo, muchos desconocen que el término se le acuña a una condición de salud.

Este padecimiento se puede fácilmente reconocer por sus síntomas, los cuales pueden ir de agudos a crónicos, según sea el caso. Pese a esto, hay individuos que pueden desarrollar la hiperventilación estando en reposo,  por lo que no siempre se puede dar con ella de manera certera.

respirar_2 (1)

Una de las causas de este mal es la falta de dióxido de carbono en una zona del pulmón que se llama a “alvéolos”, el cual regula ciertas funciones en este órgano vital del cuerpo humano.

De acuerdo a estudios médicos, la hiperventilación también puede aparecer como síntoma de otras enfermedades, aunque en primera instancia se presenta como un mal principal.

Además de la falta de dióxido de carbono, otras reacciones químicas anómalas que dan pie a la hiperventilación son la falta de células en los pulmones, desórdenes hormonales y químicos, incluso la inflamación del pulmón por la formación de ácido láctico.

Aunque suene sorprendente, el dióxido de carbono contribuye con el funcionamiento de muchísimas funciones vitales del cuerpo humano, y cuando la hiperventilación aparece, la práctica de ejercicios de respiración suele ser una buena opción para calmarla.

Eso sí, estos ejercicios deben ser controlados y vigilados por especialistas ya que no se recomienda que bajo esa condición el cuerpo humano reciba más o menos oxígeno o deseche más cantidad de CO2 de la que debería.

Ahora bien, si usted ha presentado alguno de estos síntomas, está en presencia de la hiperventilación:

  • Imposibilidad de respirar e incomodidad al tratar de hacerlo aun estando en estado de reposo.
  • Falta de aire en momentos en los que usted está en movimiento pero no de forma rápida.

Si usted presenta los siguientes síntomas, también puede estar dentro de la población de personas que sufren de problemas respiratorios no asociados a enfermedades crónicas

  1. Le falta el aliento cuando habla, come y realiza acciones sencillas, que no requieren demasiado esfuerzo físico. Sobre todo si usted está en estado de reposo.
  2. Dolores en el pecho sin explicación alguna.
  3. Taquicardia repentina
  4. Cambio de coloración de la piel y las uñas, por lo general se torna pálida y azulada.
  5. La piel también se puede sentir húmeda y baja la temperatura drásticamente
  6. Las fosas nasales se ensanchan de forma visible y considerable al respirar
  7. Cuando usted respira, se escucha un pequeño silbido que parece venir desde el área torácica.

Si usted nunca había sentido estos síntomas, es preciso que tranquilice y no se alarme. También puede seguir las siguientes recomendaciones

  • Debe sentarse y cuidar que levante los pies al menos 45 grados apoyándose de la cama o algunas almohadas
  • Tome su pulso y temperatura y verifique que esté en condiciones normales, según su género, edad, peso y edad
  • Relaje sus músculos y trate de disminuir la ansiedad, ya que esta es un detonante de los problemas respiratorios
  • Note si su piel y uñas palidecen o se tornan azuladas
  • Si los síntomas persisten al cabo de 30 minutos, llame a su médico o acuda al centro de salud más cercano
Submit your review
1
2
3
4
5
Submit
     
Cancel

Create your own review

Average rating:  
 0 reviews