Así como un automóvil se mueve gracias a la combustión de la gasolina en su sistema, el cuerpo humano necesita de una buena cantidad de oxígeno en su organismo para tener un mejor desempeño físico.

Estudios científicos avalan la teoría de que mientras más H2O ingrese a nuestro sistema, mejor será nuestra combustión y posterior rendimiento, en especial en las personas que se dedican al deporte.

Los dilatadores nasales, quizá no muy conocidos por el público en general, son “herramientas” que las personas comunes o atletas pueden utilizar para mejorar su calidad de vida, por lo que queremos contarte sus beneficios.

dilatador nasal

Te ayuda a respirar correctamente: Aunque suene redundante, el dilatador nasal te ayuda mejorar la respiración ¿Pero realmente es posible “respirar mal”? La ciencia responde tajantemente que sí. De hecho, millones de personas en el mundo tienen problemas de respiración que desmejora su calidad de vida y potencial en edades de mayor actividad física.

Previene la estrechez nasal: Cuando estamos en reposo, caminando o incluso practicando algún deporte, nuestra nariz hace movimientos involuntarios para recibir y retirar el aire de nuestras narices. Con un dilatador nasal de silicona, la estrechez de la nariz se reduciría al mínimo, acción que le permitiría al aire entrar y salir de manera correcta del conducto nasal y además alejaría las probabilidades de que se formen obstrucciones.

Disminuye el cansancio: Aunque no lo creas, el simple hecho de respirar mal tendrá tal efecto negativo en ti que te hará sentir siempre cansancio y agotamiento, así no estés practicando algún deporte. Al usar un dilatador nasal de silicona disminuirás el riesgo de padecer de alguna dolencia por la falta de oxígeno en tu cuerpo.

Mejora tu sueño: Las personas que padecen de sinusitis, rinitis alérgica o necesitan algún aparato anti ronquidos, pueden encontrar en el dilatador nasal el aliado perfecto para mejorar su sueño. Se ha demostrado científicamente que la falta de sueño es el causante de muchas enfermedades así como un bajo rendimiento en las actividades cotidianas.

Es práctico: En el pasado han quedado esos aparatos pesados, engorrosos y que no son para nada disimulados que tenemos que colocarnos. Un dilatador nasal se puede colocar fácilmente en el rostro y no se nota en lo absoluto. Así que podrías salir a trotar, correr o hacer ejercicios al aire libre sin el temor de que todo el mundo te quede mirando.

Submit your review
1
2
3
4
5
Submit
     
Cancel

Create your own review

Average rating:  
 0 reviews